Tipos de drones aéreos

Tipos de drones aéreos

Encontrar una plataforma de vuelo óptima para trabajar, en ocasiones puede ser un quebradero de cabeza. En este artículo vamos a comparar las diferentes plataformas y ver los tres tipos de drones aéreos que existen.

Nos encontramos básicamente con dos tipos de plataformas: Ala fija y Ala rotatoria. El ala fija tiene el aspecto y forma de un avión de aeromodelismo de toda la vida y el ala rotatoria tiene dos tipos de drones incluidos, los helicópteros y los multirrotores . Ahora bien, ¿para qué sirve cada una?:

1. MULTIRROTORES

inspire 1 con x5Los multirrotores son la herramienta más extendida actualmente y la que todos al pensar en drones tenemos en nuestra mente.  Proporciona una gran versatilidad y eficacia en las operaciones por su simpleza a la hora de ser pilotados y por la velocidad de montaje. Es una plataforma estable por naturaleza, debido a que los motores se encuentran a la misma distancia del centro de gravedad de la aeronave.

Según la cantidad de motores los clasificamos en tricópteros (3 motores), cuadricópteros (4 motores), hexacópteros (6 motores) y octocópteros (. Y según la configuración de los brazos los clasificamos en “Y” (i griega), “Y invertida” (i griega invertida), “X” (equis), “+” (cruz).

multirrotoresPor otra parte, también existen los multirrotores coaxiales, es decir, dos motores por brazo. Esto proporciona un ahorro en el peso del aparato por contar con la mitad de brazos, pero por el contrario se resta eficiencia aerodinámica.
A la hora de elegir un multirrotor u otro, debemos de tener en cuenta que cuantos más brazos tendremos más estabilidad y más seguridad, mientras que cuantos más motores tengamos más propulsión y consumo.
Es importante destacar que pese a las muchas ventajas que ofrece un multirrotor, nos encontramos con una desventaja nada despreciable, la autonomía. Un multirrotor, de media no suele superar los 15 minutos de vuelo, lo que representa un gran impedimento para muchas operaciones.

 

2. HELICÓPTEROShelicoptero drone

Los helicópteros son la herramienta más polivalente a la hora de realizar todo tipo de operaciones. Poseen una gran capacidad de carga de pago y autonomía. Esto es gracias a que sólo posee un motor y una hélice de gran tamaño. Si lo comparamos con un cuadricóptero, estamos reduciendo a ¼ el consumo de energía. El helicóptero es mucho más eficiente aerodinámicamente que un multirrotor, ya que el helicóptero funciona a revoluciones fijas de motor gracias al paso variable de las hélices, mientras que el multirrotor varía las revoluciones del motor para mantenerse estable. Otra ventaja muy destacable es que si lo dotamos de un motor de explosión, podemos permanecer en el aire al rededor de 1 hora, lo que es perfecto para operaciones como la fotogrametría.

Sin embargo, los helicópteros son bastante complejos a nivel mecánico, lo que nos obliga a tener que estar constantemente ajustándolo para que nos ofrezca un vuelo óptimo. También es bastante complicado a la hora de ser pilotado, y dominarlos suele llevar bastantes años de práctica.

Actualmente, el mercado nos ofrece soluciones al tema del control del helicóptero. Esta solución pasa por la controladora. Existen algunos tipos de controladoras específicas para helicópteros, lo que nos ofrecería un vuelo bastante semejante a un multirrotor. El inconveniente es que éstas suelen ser bastante caras y en ocasiones difíciles de configurar.

 

3.ALA FIJA

Drone Ala FijaEl ala fija es el claro ganador en lo que a autonomía se refiere. Según esté equipado con motor eléctrico o de explosión, puede permanecer en el aire varias horas. Es la plataforma perfecta para trabajos que abarquen una gran extensión de terreno. Por otra parte, es el más eficiente aerodinámicamente hablando, ya que con la configuración adecuada, puede permanecer bastante tiempo sin necesidad de utilizar el motor gracias al planeo. Por otra parte, el hecho de poder planear hace que sea una plataforma mucho más segura, ya que en un supuesto fallo de motor puede planear hasta llegar al punto de aterrizaje.

Sin embargo, el ala fija, está preparado para unos fines muy específicos, lo que le resta versatilidad a la hora de ser utilizado. Su principal desventaja es el tema del aterrizaje y el despegue. El no poder aterrizar y despegar verticalmente nos obliga a tener que acotar un extensión bastante grande de terreno (unos 60m), y que ésta sea plana y sin obstáculos. Por otra parte, un drone de ala fija no permite hacer un vuelo estacionario, lo que nos impide poder realizar un sinfín de operaciones. También posee una reducida capacidad de carga de pago respecto a su tamaño.

Por tanto el ala fija es una herramienta indispensable para algunas operaciones concretas, pero no es la herramienta ideal si lo que buscamos es versatilidad.

A modo de conclusión hay que decir que cada aeronave está destinada a un fin concreto y unas son más polivalentes que otras. En la siguiente tabla veremos qué plataforma es la más idónea para cada tipo de operación:

 

Tabla comparativa drones

 

Miguel Guillén